Blog 1: Sonatas de Beethoven, todas.

Entrevista Dúo Rueda/Leertouwer sobre su proyecto de Beethoven.

Don del Mar, 29 de Noviembre de 2014.

 

Quisiéramos compartir con unstedes una entrevista entre Don del Mar (DdM) de Dominus Maris Music Productions y el Dúo Rueda/Leertouwer compuesto por una fortepianista colombo-austríaca Eleonora Rueda (ER) y el chelista holandés Detmar Leertouwer (DL).

  Eleonora Rueda, fortepiano

Eleonora Rueda, fortepiano

DdM: Por favor, cuéntennos cómo se conocieron. 
ER: Nos conocimos en la primavera el 2013 en un evento de musica contemporánea en la Universidad de los Andes donde....
DL: Bueno, de hecho todo empezó en Basilea hace aproximadamente 20 años. Es chistoso contarlo ahora.

  Detmar Leertouwer, violonchelo

Detmar Leertouwer, violonchelo

ER: Sí, tienes razón.... Mi hijo de tan sólo dos años, en ese entonces, fue tan inteligente como para empujar el estuche del chelo con el chelo de Detmar adentro. Es decir, Detmar fue tan estratégico como para poner su estuche en la mitad de la cafetería en la academia de música en Basilea, Suiza y llegó mi pequeño Sebastián, aún en la edad de “ver con las manos” y vio esta enorme cosa blanca ahí…. y PUUUUM. Estuche en el suelo, chelo dañado, especialmente el mástil de un instrumento original de…. ¿qué tan antiguo era?
DL: Sí…. en ese entonces tendría unos 200 años. ¡Un chelo holandés de 1794 que estaba en su estado original, inclusive el mástil !Y estaba roto!
ER: Sí, absolutamente terrible. El seguro pagó todo por supuesto, pero el chelo ya no tenía su valor original. Y digo, su valor original en muchos sentidos. Entonces ese fue nuestro primer encuentro. Luego me encontré a Detmar de nuevo en este concierto de compositores de música contemporánea en la Universidad de los Andes en Bogotá. Estaba tocando una pieza bastante interesante.… ¿cómo se llamaba?
DL: Actias Luna para chelo y procesamiento electrónico de Isabel González (DdM: Actias Luna).
ER: ¡Entonces fue una enorme sorpresa! De hecho, yo había oído una vez que Detmar estaba dando clases en la Universidad Corpas en Bogotá, pero había regresado a Holanda en el 2011.
DL: Por supuesto cambiamos direcciones de correo electrónico y poco después Eleonora me preguntó que si quería leer algo de Beethoven y me contó acerca de su fortepiano, que quería traer de Viena  a Bogotá. 
ER: Después de muchos problemas de transporte mi instrumento llegó en Mayo, pero ya era muy tarde para tocar en el Festival de Música en Villa de Leyva, donde estábamos invitados a tocar Beethoven en Semana Santa de 2014.
DdM: Entonces si entiendo bien este 'leer algo de Beethoven' se convirtió en el proyecto el preparar 5 sonatas? 
ER: Sí, esa era la idea de Detmar en este sentido: "si ya leímos dos movimientos ¿por qué no tocar las cinco sonatas?". De cualquier forma es un recorrido my interesante porque vamos desde las primeras composiciones de Beethoven - las primeras dos sonatas del opus 5 - en la famosa tercera sonata en la mayor, hasta el opus 102, que son bellísimos ejemplos de lo que han llamado el estílo tardío de Ludwig van
DL: Sí y como es una suerte de búsqueda para nosotros - tenemos que buscar muchas respuestas interpretativas - pensamos que sería chévere compartir esta experiencia con los estudiantes de música de la Universidad Central de Bogotá, donde yo enseñaba. Queríamos hacer esto a través de lo que yo llamaba 'ensayos abiertos'. Con esto quería abrir nuestro salón de ensayos a todo aquel que quisiera escuchar o participar activamente de alguna manera. Una especie de 'medio clase magistral' o discusión abierta en la cuál nosotros ensayábamos las sugerencias y aportes de los estudiantes. Por supuesto que las diferencias entre un pianoforte y un piano moderno habrían sido una temática importante de la discusión. Desafortunadamente no había interés por parte de la Universidad en mi propuesta. Por eso estamos felices de poder compartir estas experiencias con estas magníficas cinco sonatas  a través del blog de Eleonora sobre el piano y de esta entrevista.
DdM: Bueno, ¡cuéntenme acerca del pianoforte y sobre cómo o porqué es diferente del piano moderno!
[1] La música como discurso sonoro.

  El fortepiano en el Teatro Colón, Bogotá.

El fortepiano en el Teatro Colón, Bogotá.

ER: Por ahora hablaré de manera general, ya que estaré dando más detalles e información técnica por separado en una entrada de mi blog. Lo primero es que el sonido del fortepiano es más cercano al del clavicordio o el clavecín. Es decir su volúmen es más suave al igual que su carácter y el sonido más transparente y más brillante que el del piano moderno. Los ejemplares más antiguos, digamos hasta la década de 1830 tenían una división muy clara en los tres registros. El registro bajo suena más claro con una claridad casi metálica. El registro medio es hermoso para tocar melodías y el registro agudo es ligero y brillante. Todo el desarrollo más o menos desde 1750 hasta 1900 ocurrió con el objetivo de ganar más volumen y homogeneidad a lo largo de todo el registro. Esto acosta de un color más individual  en sonido y expresión. 
DL: Y esto mismo aplica más o menos para los instrumentos de cuerda y de viento….más sonido, más volumen pero menos color, menos contraste.  
ER: Y hablando de eso.…el piano antiguo tenía otras posibilidades en el espectro del sonido con los pedales, desconocidas para el piano moderno. Hablaré de esto más específicamente en mi entrada del blog sobre el fortepiano. 
DdM: Como lo señaló antes, ¿algo similar aplica para los instrumentos de cuerda o su chelo?

  El   joven Ludwig van Beethoven.

El joven Ludwig van Beethoven.

DL:  Sí, usted tiene toda la razón. Hoy en día un chelista toca usualmente con cuerdas metálicas, ya que le permite a los intérpretes producir un sonido igual de fuerte y pulido, pero personalmente extraño oír la verdadera esencia del instrumento. En la época de digamos Beethoven, lo chelistas usaban cuerdas de tripa de oveja. Tienen una calidad más suave, menos brillo que el metal. Tal vez incluso un poco menos de volumen, pero el sonido es más amplio. Esto es porque, con las cuerdas de tripa hay menos tensión del instrumento que con las cuerdas metálicas. Como esto que mencionaba Eleonora acerca del piano (moderno) y el mayor volumen, que implica mayor tensión, los instrumentos de cuerda también perdieron algo de su paleta de colores con el aumento de la tensión en las cuerdas y con los cambios en su construcción. Además de la diferencia en el material de las cuerdas, la estructura general del instrumento es más ligera y por lo mismo más resonante. En el concierto de las cinco sonatas yo usaría un tipo de chelo más antiguo para las primeras dos sonatas de 1796, junto con un arco más liviano. Para las tres sonatas restantes usaría mi chelo habitual pero con cuerdas de tripa. La tensión de las cuerdas sería también menor por la afinación más grave del fortepiano. 430 Herz en vez de 422 Herz como en un piano moderno. Para mencionar un aspecto visual, hasta finales del siglo IXX el chelo se tocaba sin puntal. Se sostenía con las piernas. Esto también hace una diferencia porque el sonido es un poco más oscuro, lo que me encanta para un instrumento bajo. También resulta ligeramente menos voluminoso, lo que le va muy bien al carácter suave del fortepiano. Lo que es chistoso es que el chelo pueda sobrepasar al fortepiano, que es un contraste muy claro de lo que sucede hoy en el balance del piano moderno y el chelo. Musicalmente hablando los detalles instrumentales influencian de muchas maneras la interpretación.
Por ejemplo, por la rápida extinción del sonido del fortepiano hay más de una suerte calidad del discurso en el fraseo en el sentido de Harnoncourt en su Musikalische Klangrede[1].  Otro ejemplo es el hecho de que, dado que el fortepiano tiene menos volumen, el chelo puede intentar tocar más largamente las ligaduras de expresión, pues menos cortadas, como está escrito. Más de lo que lo hacen los chelistas normalmente con un piano más voluminoso. El chelo no será absorbido en sonido por el piano. Un tercer ejemplo es que, como el registro bajo es tan cristalino y transparente, la combinación del 'motivo golpeado' persistente en la mano izquierda con la elocuente melodía cantada por el chelo en el primer movimiento de la primera sonata hace un efecto bellísimo, que no es posible con el piano moderno. 
DdM: El primero de Diciembre tocarán la premier del proyecto de las 5 sonatas en Colombia. 
ER: Sí, probablemente la segunda vez que las 5 sonatas para chelo son interpretadas en Colombia en un concierto pero definitivamente la primera vez que se hace en Colombia con instrumentos de época. Tuvimos un 'fogueo' en el bellísimo foyer del Teatro Colón la semana pasada.

  Foyer del Teatro Colón, Bogotá.

Foyer del Teatro Colón, Bogotá.

  Berlín en los tiempos de van Beethoven. El palacio real.

Berlín en los tiempos de van Beethoven. El palacio real.

  Berlín, visto por los ojos de Casper David Friedrich.

Berlín, visto por los ojos de Casper David Friedrich.

El foyer es un escenario perfecto e íntimo para este proyecto. Una especie de sala de palacio como en ese entonces. Un rey o un duque estaría más que orgulloso de mostrar su más nuevo juguete - un nuevo fortepiano - así como hoy cada año un nuevo iPhone con más funciones y posibilidades es presentado - y un famoso 'invité' como Beethoven, que se jactaría y le haría alarde a la última adquisición del rey. Ese fue el escenario de la premier de las dos primeras sonatas en 1796 en la corte real de Prusia en Sanssouci cerca de Berlín o en Palacio Charlottenburg en Berlin. Beethoven por supuesto dedica estas sonatas al rey. El foyer del Teatro Colón es ideal para este tipo de conciertos.
DL: Estamos muy felices de que el director del Teatro Colón en Bogotá Manuel José Álvarez Gaviria nos haya ofrecido la posibilidad de tocar dos sonatas en el hermoso foyer de su teatro. También estamos muy agradecidos con Mario Morales Neira y Álvaro Salazar Rodríguez de la Fraternidad Rosa Cruz Colombia por ofrecernos inmediatamente un escenario cálido para la premier real de las 5 sonatas en Colombia el primero de Diciembre.   
DdM: ¡Gracias por compartir sus ideas y reflexiones con nosotros!
¡Les deseo un maravilloso concierto el lunes primero de Diciembre!

  Dúo Rueda/Leertouwer tocan sonatas de Ludwig van Beethoven en Teatro Colón, Bogotá.

Dúo Rueda/Leertouwer tocan sonatas de Ludwig van Beethoven en Teatro Colón, Bogotá.

 

Traducción del inglés al español: María Alejandra Solana.

 

Update since June 2015:
El Dúo en la Universidad Los Andes, Bogotá, 14 de Abril de 2015.

 
EXTRA: Compre la grabación  Recording van Beethoven Variations con Detmar Leertouwer y Yuko Abe-Haueis lanzada en Septiembre 2015.
 

Muy pronto:
Blog 2 'El último concierto' sobre la música de Bach, Sculthorpe y Vasks.
Blog 3 sobre 'Fantasia for 'Cello Alone' de Richard Gwilt.